viernes, 18 de abril de 2008

Hoy es como ayer

Me perderé en el brillo de tus ojos, aunque,
mi alma se esfume como los rayos de la luna,
en una fría noche de invierno.

Caminaré por la bruma del mar, hasta que mis pies se confundan con la arena.

Esperaré hasta nuestro encuentro, aunque sea por miles de años.
Porqué el tiempo ya no es tiempo. Y él hoy es como ayer.

2 comentarios:

Abejitas dijo...

Pero hoy es hoy aunque se sienta como ayer.

Besos de miel

Rayén Chod dijo...

Es verdad amiga. Gracias.